domingo, 9 de junio de 2013

¿Avanza Guatemala? En verdad, ¡NO LO CREO!


 El Azul en el Arcoiris reproduce de forma íntegra la nota de opinión de Luis Zapeta Mazariegos  titulado ¡Avanza Guatemala! En verdad, ¿No lo creo?, tomado de su perfil en Facebook.



Los barriletes que ondearon sobre la sala usada por la 43 Asamblea de la Organización de Estados Americanos alzaron el vuelo. La Antigua Guatemala vuelve a su rutina, los micrófonos se callan y las pasiones se guardan para otros momentos.

A la medianoche de ayer, la Asamblea de la OEA cerraba, avanzando en el pleno reconocimiento de los derechos humanos. Se aprobaban convenciones contra el racismo y la discriminación, se instaba al respeto de los derechos humanos de las personas LGBT y se abria el camino para la discusión sobre alternativas de como enfrentar la lucha contra las drogas en las Américas.

El mundo recordará esta Asamblea porque los que generalmente tienen la voz (en todos los espacios sociales y políticos), se atrevieron a alzarla aún más. Movimientos mal llamados PRO-VIDA, generadores de odio y malas interpretaciones se aliaron a las diferentes iglesias del país. El presidente de Guatemala abandono su puesto como estadista (Si es que acaso alguna vez lo fuera) y se convirtio en público obediente del sermon dominical o de la arenga protestante.

Las iglesias me dijeron - exclamó el presidente - Y luego nos recordó el caracter conservador (¿Retrógrada?) de Guatemala.

Aqui valoramos la vida señalo Otto Pérez Molina (Y en el silencio constante de la impunidad retumbaron la memoria de 36 años de guerra, el genocidio, la persecusión, las 20 trans sacrificadas año con año en las calles, la muerte lenta de comunidades mayas producto del desamparo estatal o el envenenamiento directo de hidroeléctricas y megaproyectos).

Aqui rechazamos el aborto recordó Otto Pérez Molina (Y pense que aqui no matamos la vida desde su concepción, sino aquí nos dejan morir lentamente por falta de empleo, de educación, de salud o manos de la violencia generada por la misma incapacidad del estado de responder siquiera al primer artículo de la Constitución Política de la República de Guatemala).

Aqui no permitiremos los matrimonios igualitarios porque no van con nuestras creencias (adosadas con homofobia, transfobia y lesbofobia. Donde denigrar AL HUECO es un ritual nacional, restandole humanidad al negar su existencia, al excluirlo socialmente o al condenarlo al nulo ejercicio de sus derechos humanos)

América Latina avanza, Guatemala no. Un ciclo que estamos condenados a repetir. Como país morimos por ser LA ULTIMA NACION en todas las áreas posibles del desarrollo.

Seis cancilleres en nombre de sus países reconocen las convenciones contra el racismo y la discriminación. Y en un país mayoritariamente indígena, con una tasa de pobreza absurda en medio de tanta riqueza natural, con analfabetismo, desnutrición crónica, con la religión metida hasta el tuetano, les grita a su población: Derechos para ustedes, todavía no.

La 43 Asamblea de la OEA termina. La región crece y Guatemala se queda en el olvido. Pasaran siglos de ignorancia antes que se permita a este país a amar su recurso más preciado: Los seres humanos que la conforman en todo el esplendor de su diversidad.

Luis Zapeta Mazariegos.
Hombre gay, maya quiché, amante guatemalteco y católico decepcionado.
En PANGAN, ciudad del Señor, llamada por los kastlanes Guatemala,
07 de junio de 2013.

Fuente:
Facebook.com/KebAkabal

No hay comentarios:

Publicar un comentario