sábado, 25 de febrero de 2012

La Homosexualidad y los medios de comunicación (1)

Ciudad de Guatemala, 25 de febrero de 2012. Durante el mes de enero, en columnas de opinión de Siglo XXI,  los periodistas guatemaltecos J. Camacho y E. Zapeta debatieron sobre la homosexualidad y la percepción que cada uno de ellos tiene.

Camacho  hilvana su discurso, partiendo del mito del “poderoso lobby gay”,  llamando innecesarias las campañas en pro de los derechos LGBT,  recalcando la privacidad de la vida homosexual,  sin que para ello haya que generar leyes favorables a la homosexualidad, enfocado principalmente sobre el debate del llamado “matrimonio homosexual”. Concluye su artículo, señalando la posibilidad “científica” de cambiar la orientación sexual, presentándola sutilmente como una “condición tratable y curable” si los “que la padecen” aceptan humildemente  ser curados.

Por su parte Zapeta hace alusión a como la intolerancia en la Europa del siglo XX condujo al exterminio  de las personas debido a su origen, creencias y orientación sexual. Resalta que el artículo promovido por Camacho genera  odio hacia las personas LGBT  que podrían conducir a programas de rehabilitación contra los homosexuales. Cierra su discurso sobre el debate de los valores judeocristianos y como estos no aceptan la diversidad y el respeto a la diferencia.

Es innegable que los dos periodistas  han generado opinión a través de sus respectivos artículos, que permiten iniciar la discusión de un tema importante en la vida de muchos guatemaltecos que viven (reconociéndolo o no) con una orientación sexual y/o identidad de género distinta a la heterosexual.

Indudablemente, los discursos planteados tanto por Camacho como Zapeta hacen gala del contexto global, al traer a colación aspectos históricos e investigaciones de Europa y Norteamérica. Ninguno de los dos periodistas se detuvo a analizar el contexto nacional, que confronta la negación de Camacho en cuanto a la persecución contra gays, lesbianas y trans y que se ve reflejada con crímenes de odio que afectan de forma recurrente, así como la negación de los derechos elementales: vida, seguridad, trabajo, educación.

El discurso sobre “el matrimonio gay” dista en estos momentos de ser relevante para la sociedad guatemalteca, incluida la comunidad LGBT. Hoy en día las personas no heterosexuales de este país sobrevivimos,  para mantenernos con vida, evitar en cuanto sea posible el descredito que nos arrojan las iglesias, los partidos políticos y ahora, los generadores de opinión, que como Camacho, pueden juzgar la vida de las otras personas, sin comprender que sus opiniones pueden, y de hecho  promueven, más discriminación, odio y por consiguiente, violencia social contra los LGBT.

Artículos referidos:

domingo, 19 de febrero de 2012

Comunidades LGBT: Entre la autonomía y el respeto

Se define movimiento social a la agrupación no formal de organizaciones y/o personas dedicadas a cuestiones sociales y políticas y que buscan cambios sociales determinados. Los movimientos sociales clásicos son el movimiento feminista, el movimiento obrero, el movimiento por los derechos civiles de la población de color en EEUU, el movimiento ecologista, el movimiento pacifista o antimilitarista. Más recientemente han surgido los denominados nuevos movimientos sociales como el movimiento ocupa, el movimiento hacker, el movimiento por el software libre, el movimiento antiglobalización y los movimientos indigenistas en América Latina.[1]

Los movimientos de gays, lesbianas y trans son considerados  movimientos sociales, emergentes en algunos casos, principalmente para países  de América Latina,  dado que han cobrado relevancia o visibilidad hasta fechas recientes.

Destacan como factores desencadenantes para la formación de estos movimientos en Guatemala, la aparición de casos de sida en el país desde 1,984, la firma de los acuerdos de paz en 1,996, que dieron fin a una guerra de 36 años y la globalización de ideas que presuponen las nuevas tecnologías, que supera ampliamente las fronteras de los estados-nación  y fomentan el intercambio cultural, científico, político y social de forma instantánea.

El movimiento gay ya contaba desde la década de los 70’s con espacios sociales de convivencia (bares, discotecas) pero se visibilizó a principios de los 90’s a través de acciones de información y prevención del sida. Desde 1,988 ya se impartían talleres educativos dirigidos a hombres homosexuales a través del grupo CASLEM organizada por instancias no gubernamentales de educación de salud sexual. Desde 1,995, cuando aparece la  primera organización  con trabajo específico con hombres gay[2]  hasta extenderse durante la primera década del siglo XXI a través de una veintena de agrupaciones, extendidas en Ciudad de Guatemala,  Quetzaltenango, costa sur y en la costa del Atlántico, surgiendo también redes  donde convergen las agrupaciones gay.

Las mujeres lesbianas, por su parte, han generado sus propios espacios. Desde 1,994  con la formación de grupos de auto apoyo y convivencia social debido a la clandestinidad imperante  en aquel entonces, hasta la conformación de movimientos lésbicos más estructurados, con formación ideológica y política cimentada, algunos de ellos relacionados a diferentes expresiones del movimiento feminista. A través de estos años, las mujeres lesbianas generaron  procesos de investigación entre los que destacan: El libro “Saliendo del Closet”  de 1,996, la primera revista lésbica “IDENTIDADES” del año 2,000 y la revista IVAGINA de 2009. Estos y otros procesos internos de debate, han generado la  reflexión y análisis de la identidad lésbica en Guatemala.[3]

El movimiento trans dentro de los movimientos sociales LGBT es de reciente formación. A partir de la creación  de un colectivo de trabajadoras sexuales en  2004  alrededor de las acciones de visibilidad en la Marcha del Orgullo LGBT llevado a cabo en junio desde el año 2000 y su fortalecimiento en 2,008 gracias al apoyo de la Red de personas trans de Latinoamérica y el Caribe. Desde 2,010 hay mayor presencia de agrupaciones trans en el país que van conformando su propia red social.[4]

A la luz de lo anterior, desde Azul en el Arcoíris, no es posible considerar  que en Guatemala exista un solo movimiento LGBT,  ya que este pensamiento cuestiona el derecho de las comunidades gay, lesbiana y trans,  a construir su propia historia  a partir de la autonomía de sus acciones y  propias reivindicaciones.   Punto aparte es la construcción de una agenda política LGBT, que debe ser construida a partir del reconocimiento sincero  de las autonomías descritas y que deberá estar basado en el respeto de las diversidades que conforman los movimientos LGBT guatemaltecos.

En conclusión,  los sueños de una comunidad LGBT nacional deben descansar obligatoriamente en la autonomía de movimientos y en el respeto y  la dignidad que se le debe a cada uno de ellos.

Azul en el Arcoiris
Editorial Febrero 2012

viernes, 17 de febrero de 2012

Quetzaltenango: Por la defensa de la Comunidad LGBT

Conmemoración Primer Aniversario asesinato Cinthya.
Ciudad de Quetzaltenango, 17 de febrero de 2012.  Luego de sufrir presión social y acoso por parte de las fuerzas de seguridad en Quetzaltenango, las comunidades LGBT reaccionan con diversas acciones de denuncia, para evitar que sus derechos sean atropellados en la ciudad altente.

El día viernes 17 de febrero de 2012 se congregaron diversas instancias LGBT  convocadas por la Asociación Iniciativa Diversidad Sexual de Occidente en la ciudad de la estrella, usando como marco el centro cultural Casa No'j donde realizaron un planteamiento público contra las agresiones que padecen en esta región suroccidental del país.

Así mismo, la Asociación Vidas Paralelas ha convocado a la conmemoración del primer aniversario de la compañera Cinthya asesinada el año pasado a causa de la transfobia imperante en la ciudad "de Xela".

Fuentes:
Facebook Asociación IDSO
Asociación Vidas Paralelas

domingo, 12 de febrero de 2012

Desde siempre Amarilis, por siempre Lesbiana

Desperté a la conciencia cuatro años y medio después de haber nacido. Vine al mundo el once de octubre de 1,968. Esperaría vivir hasta los cincuenta años y estoy convencida de que viviré un año más después de mi muerte en los corazones de los seres que me amaron. Luego de ello moriré en definitiva porque entonces me habrán olvidado.
Entre el lapso de mi vida y mi muerte, he estudiado, graduado, convivido socialmente, reafirmando mi lesbianismo,  vivido mi etapa romántica, aquella donde soñaba que el amor era eterno, tal como lo dicta la norma heteropatriarcal.


Mi auto aceptación no fue difícil, me  he definido desde siempre como  LESBIANA, de hecho uno de mis logros ha sido vivir mi identidad teniendo la oportunidad de decirle a mi familia  quien soy, lo que a su vez me permitió llevar una vida lésbica plena, diciéndole a cualquiera y sin temor: ¡Soy lesbiana!

Amé, amo, pero sobre todo me amaré a mí, a la vida, a lo que he tenido en ella, a pesar de que he sobrellevado historias que me han hecho besar el suelo, entre ellas, el primer amor, que terminó de sopetón (expresión para referirse  que acabo de golpe, instantáneamente).

Hoy creo firmemente que el amor es momentáneo, de un instante. De hecho con el tiempo mi expectativa alrededor del amor va cambiando,  ya no es un desbordamiento de sentimientos, ahora amo con sensatez,  de forma madura.
Considero que pasarán muchas vidas, generaciones enteras para que en Guatemala alcancemos una sociedad respetuosa hacia la comunidad de lesbianas, gay, bisexuales y trans.  Según mi experiencia, las organizaciones (LGBT) no han hecho mayor cosa al respecto. Aún más, siento frustración al pensar  que en mi vida laboral hice algo por la comunidad LGBT y considerar ahora que no hice nada, que quizás solo me estanque, estancando a  la vez mi propia vida.  Por tanto seguiremos respondiendo a lo que suceda en otros países, como Estados Unidos o Brasil, quizás solo así tengamos futuro, lo que suceda allá podría replicarse acá. Si allá ya no sucediera nada, acá tampoco. No veo que el futuro de Guatemala cambie porque seguimos siendo una nación dirigida por poderosos, eminentemente capitalista, racista y lesfóbica. En pleno siglo veintiuno,  Guatemala transmite de generación en generación los mismos conocimientos antes impartidos, somos repetitivos, tristemente en el país el tema acerca de “los valores morales” como elementos asignados, impuestos desde la familia, la sociedad y la iglesia no dejan construir, no dan chance a elegir lo que uno quiere ser, llegar a ser simplemente lo que uno quiere ser.  Repetimos patrones, por ejemplo:  Si la madre es evangélica sus hijos lo serán porque no hay derecho a que estos conozcan otras opciones y que puedan elegir.  Sobre la misma familia, esta no se puede reducir  a papás e hijos. Uno puede conseguir la familia como uno la quiera. Hoy por hoy, la familia y la comunidad LGBT son temas distintos, disparejos, la familia LGBT simplemente no se da.

Cuento entre mis amigos con personas LGBT  que comparten conmigo sus conocimientos. Entre las personas de la comunidad, admiro  a Alex Cuezzi (trans guatemalteca) que se ha dedicado a formarse, teniendo cerrada la carrera de psicología y ocupada ahora en estudiar para abogado y notario. 
Aún poseo casetes (de audio) que ya no uso, ya no tengo con qué, hoy soy solamente  son recuerdos que en su momento tuvieron su valor, tal como los Ipod de ahora. Ahora estos solo sirven para recordarnos que estamos envejeciendo.  No creo para nada en los extraterrestres, es un tema incierto, una falacia, anécdota, nada  indica científicamente que existieran.

No uso las redes sociales porque considero que pierdes intimidad, interés. Se usa solo para “conectar” (refiérase a conocer parejas), a llevar una vida vacía.  Por estar en estas cosas se pierde la sana conversación, porque se tiene que contestar el celular o  estar pendiente del Facebook. Creo que las anteriores generaciones estaban más preparadas porque no había esas distracciones.
Si pudiera hablar con el Papa  (dibuja una sonrisa de picardía), le preguntaría porque la iglesia no puede tener mayor apertura,  ya que no debería juzgar  a nadie, ni sobre lo bueno o lo malo.  Por otro lado, si pudiera hablar con el presidente de Guatemala ¿Crees  realmente que me pondría atención? Está ahí por intereses propios y no por el bien común. Está ahí por intereses de clase, de poder, intereses sociales. Mientras la comunidad LGBT no le genere poder, ahí seguiremos, sin contar.

¿El futuro para Amarilis? Deseo tener una vida tranquila, terminar la universidad, conseguirme un trabajo estable que me permita conseguir mejores condiciones de vida. Y espero tener más tiempo para ello. 


lunes, 6 de febrero de 2012

Desafios 2012 de la comunidad trans en Guatemala

OTRANS con Alejandra Barillas, Miss Guatemala 2010. Foto Archivo
Ciudad de Guatemala, 06 de febrero de 2012.  El viernes 03 de febrero pasado, en las instalaciones de la Organización Trans Reinas de la Noche, se dieron cita diversos actores para escuchar de las mujeres trans organizadas, sobre los desafíos que presenta el año 2012 a la lucha por la reinvidicación de sus derechos.

Destaca entre los invitados, Bequer Chocooj, Comisionado presidencial contra el Racismo y la Discriminación, Laars Vaagen, Embajador de Noruega en Guatemala, Sonia Morales de la Unidad de VIH de la Universidad del Valle y representantes de entidades de Naciones Unidas.

En esta actividad se dieron a conocer los objetivos estratégicos de Reinas de la Noche así como estrategia de incidencia política enfocados a la consecusión de una ley de identidad de género y estrategias de salud diferenciadas para mujeres trans.

A continuación se transcribe el comunicado de prensa de dicha actividad:


EXIGIENDOLE AL GOBIERNO DE GUATEMALA DE SEGUIMIENTO A LAS RECOMENDACIONES DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS

Las mujeres trans organizadas en Guatemala alarmadas por la situación de violencia, agresiones e impunidad contra  ellas y exige al estado de Guatemala y a las nuevas autoridades el cumplimiento de las recomendaciones hechas por el Consejo de Derechos Humanos ante el Examen Periódico Universal  del 28 de mayo de 2008.

Durante 2011, las mujeres trans organizadas han sufrido una serie de agresiones en su contra que encontraron su clímax en asesinatos contra ellas ocurridos en Quetzaltenango, Escuintla y Guatemala, de estos, algunos derivaron en asesinato con saña  del agresor (en Escuintla por ejemplo el cadáver fue hallado desnudo en cañaverales con signos de violencia y acuchillado repetidamente). Estos casos se suman a los ya padecidos durante la última década, que conllevan discriminación (en espacios públicos como centros de salud, escuelas, cárceles entre otros), persecución  y extorsión principalmente las fuerzas de seguridad.
La desaparición forzada de Katherine Michel Barrios suscitada el 19 de febrero de 2010 aún no ha sido resuelta, sin que hasta la fecha los órganos de justicia competentes hayan tomado alguna acción para resolverla.
En ese marco de discriminación, agresiones y violencia extrema que sufren las mujeres trans, se suma el hecho de la persecución policial propiciada en Quetzaltenango el pasado 26 de enero de 2012, lo que provoco arrestos de mujeres trans en el centro de la ciudad altense, sin que se les comprobará delito alguno e invocando una falta como la de escándalo en la vía pública que no ameritaba detención.
Por todo lo anterior, la Organización Trans Reinas de la Noche, la Red Nacional de Personas Trans, REDTRANS Guatemala y la Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans, REDLACTRANS  EXIGIMOS AL ESTADO DE GUATEMALA Y AL GOBIERNO ACTUAL:

Acatar y darle seguimiento a las recomendaciones dadas del Consejo de Derechos Humanos en el Examen Periódico  Universal aplicado a Guatemala  según reza en el documento A/HRC/8/38 con fecha 29 de mayo de 2008, en el octavo de periodo de sesiones, tema seis de la agenda.
De lo anterior se señala que es  importante, impostergable y urgente priorizar en nuestra comunidad las siguientes recomendaciones:
Recomendación número 07, aplicar las recomendaciones del  Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial y otras formas expresada por  Eslovenia.
Recomendación  número 16 contra los  asesinatos por orientación e identidad de Género señaladas por Suiza.
 Recomendación número 35 sobre la impunidad por agresiones  por orientación sexual e identidad de Género indicadas por Eslovenia.
Recomendación  número 36, sobre la violencia contra personas por orientación sexual e identidad de género Prestando atención especial a las minorías definidas como marginalizadas, solicitada por  Republica Checa.
Las mujeres trans seguimos siendo asesinadas y perseguidas en Guatemala, sin que a la fecha el Gobierno incluya dentro de sus planes de trabajo, atención especifica, por lo que demandamos que seamos atendidas con celeridad y  dignidad,

BASTA DE ASESINARNOS – BASTA DE PERSEGUIRNOS – BASTA DE INTIMIDARNOS
¡NO A LA TRANSFOBIA!

Guatemala, 01 de febrero de 2012

Organización Trans Reinas de La Noche
Red Nacional de Mujeres Trans, REDTRANS Guatemala
Red Latinoamericana y el Caribe de Personas Trans, REDLACTRANS

Fuentes:

miércoles, 1 de febrero de 2012

Vamos un rato afuera

Afiche Centro Cultural España
Ciudad de Guatemala, 01 de febrero de 2011. Producto del talento artístico  del VI Laboratorio de Investigación y Creación Escénica Contemporánea del Centro Cultural de España en Guatemala (CCE),  se presenta una creación colectiva del "Grupo Siluetas, lesbianas en acción" con la colaboración  de Jany Campos, Kazia Orantes, Cinzia Di Chiara, Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe.

Producto del encuentro entre dos teatristas y dos activistas que se encontraron afuera, juntas y en complicidad recuperan sus historias, cuestionando limites, ordes preestablecidos, atreviendose a cuestionar el cuerpo y los sentimientos.
Esta obra presentada con exito el pasado 26 y 27 de noviembre de 2011 y colocada nuevamente en escena a finales de enero, vuelve en una nueva temporada del 02 al 11 de febreroa las 19:00 horas, en el Teatro de Bellas Artes (Av. Elena 14-75, zona 1).




¿Vamos afuera un rato? ¿Vamos a ver que pasa? ¡Seamos de otra manera! ¡Hagamos nuevos caminos! ¡Seamos Libres! ¡Seamos lo que se nos de la gana!

Más información: