miércoles, 22 de enero de 2014

LGBT GUATEMALA 2013

Ciudad de Guatemala, 22 de enero de 2014. Es indudable reconocer que el mayor logro LGBT en el año 2013 fue un hecho jurídico: Guatemala dio un paso gigante en el avance para el reclamo de los derechos de lesbianas, gay, bisexuales y trans al romper por primera vez el silencio legal sobre las mismas comunidades LGBT gracias al tenaz esfuerzo de OTRANS-RN y sus aliados que consiguieron un hito  de trascendencia legal:  
La primera resolución favorable del máximo tribunal del país (Corte de Constitucionalidad) sobre hechos concretos de discriminación contra transexuales (en el sistema penitenciario).


Y es que pasada la euforia de las fiestas de fin de año y las tradiciones "notas sobre lo acontecido en 2013", el polvo se vuleve a asentar y regresamos a nuestra rutina post-fiestas.  Y este es el principal momento para reflexionar sobre lo alcanzado en el año ya pasado. Sin contar los momentos tradicionales de "marchas, plantones, caminatas, desfiles, piruetas" y demás actos de flamante "incidencia política", hasta aquellos chuscos que nos muestran tal cual somos (reaccionarios ante los problemas, y no propositivos por cierto) de peregrinar entre instancias públicas y privadas contra "la discriminación", cuando un suceso coyuntural sucede, es importante (y gratificante) evidenciar los verdadedos pasos que demuestran si efectivamente avanzamos o seguimos "en lo mismo".


Y es que de las acciones 2013, realizadas, sufridas, gozadas o vividas, cabe resaltar el momento poco cubierto por los medios de noticias y mucho menos por los pocos espacios LGBT de difusión de eventos: La Corte de Constitucionalidad, el máximo tribunal del país, se sentó y analizó un caso concreto de discriminación contra transexuales. (Ver: Justicia para las mujeres trans presas)

Y ese hecho, poco celebrado y en ocasiones menospreciado, trasciende el río de "las clásicas acciones de incidencia", ya que realmente abre la "caja de pandora" por años ignorada sobre la realidad LGBT en el país sobresale por una trascendental razón: Aparecemos en el sistema legal por nombre propio (más bien las transexuales aparecen como tal). Se ha creado el primer precedente jurídico, útil para futuras referencias judiciales y de promoción de legislación.


Las marchas, caminatas o alegatos en redes sociales no modifican(ron) en nada nuestra realidad de exclusión, es hora de apuntalar acciones de incidencia encaminadas a penetrar y reformar el sistema jurídico legal de Guatemala. Las mujeres trans de este país ya empezaron su camino.

¿Cuando lo harán los gays o lesbianas para alcanzar su propia dignidad de ciudadanos de primer nivel?



Luis Zapeta Mazariegos
Activista en Derechos Humanos
Editorial Enero 2014

sábado, 18 de enero de 2014

PASCUAL

¡Justicia para Pascual!

Ciudad de Guatemala, 18 de enero de 2014.

PASCUAL, hombre gay de cuarenta y un años, quien no comparte su apellido por no comprometer su identidad, es un guatemalteco residente en los Estados Unidos desde hace veinte años y con una relacióne estable con un ciudadano americano (Denis Hernández) de hace más de doce años.

PASCUAL un mecánico certificado en Estados Unidos, es un indocumentado en sistema americano y ese "pecado capital" lo ha expuesto a una inminente deportación. No cuenta toda la vida en suelo estadounidense, no importa una relación sentimental construida, ya que por no ser "heterosexual" no convalida sus maltrechos derechos.

PASCUAL es un hombre homosexual que lucha por seguir viviendo al lado de su pareja, en el país, que no siendo suyo, adopto como propio.


La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA),realizó el pasado 15 de enero una protesta frente al edificio federal de inmigración en Los Ángeles, y señaló que Pascual corre peligro de muerte en Guatemala debido a su orientación sexual.

"Miles y miles de familias son separadas cruelmente por las leyes de inmigración de este país diariamente mientras que los políticos en Washington siguen renuentes a implementar soluciones justas y humanas", declaró  Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de CHIRLA.

PASCUAL encarna la lucha de miles de indocumentados que ven sus sueños privados por la falta de documentación y es un hombre gay, que como muchos en nuestro país, tuvo que salir de Guatemala  para poder expresar con libertad su orientación sexual, aunque limitado por la indocumentación que se enfrenta en el país norteamericano.


¡JUSTICIA PARA PASCUAL!

Fuentes Originales