domingo, 17 de julio de 2011

Candidatos presidenciales contra los derechos de la comunidad LGBTI

Ciudad de Guatemala, 17 de julio de 2011. El pasado miércoles 13 de julio de 2011, nueve de once candidatos a la presidencia de la República de Guatemala, atendieron el Foro "Por la Educación y la Vida" promovido por la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG). En un marco apegado a "la tradición judeocristiana" e invocando en ocasiones la "biblia" por sobre la Constitución, los presidenciables guatemaltecos dejaron claro su rechazo a  los derechos básicos de la comunidad LGBTI.

La presidenciable unionista Patricia Arzú y esposa del expresidente Alvaro Arzú recalcó que "La homosexualidad es una abominación a Dios", citando la biblia para rechazándola tajantemente e invocando a luchar contra ello. El candidato Haroldo Caballeros, de VIVA-Encuentro por Guatemala, hasta hace poco pastor evangelico, restañó que "preferiria de cualquier forma privilegiar la abstinencia y fidelidad que la repartición y promoción del uso de preservativos".  Baldizón, varias veces diputado al Congreso de la República y presidenciable del partido Lider invoco el derecho "canónico" como base de la constitución guatemalteca y se alzó como adalid de un concepto único de "familia". La totalidad de candidatos se congraciaron de esta forma con la iglesia, en la búsqueda de votos de personas y de paso desconocieron los derechos de personas con orientación sexual e identidad de género diferenciada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario