sábado, 29 de septiembre de 2012

CONTRA EL BULLYING... VISTÁMONOS DE AZUL

La estabilidad emocional y física de niños y adolescentes son cruciales para lograr su desarrollo como personas seguras de sí mismas y socialmente adaptadas.
 El acoso escolar (conocido internacionalmente como BULLYING) no ha sido profundizado en Guatemala, lo conlleva a que el tema no sea tratado con la seriedad del caso.Para ello debemos es necesario definir el BULLYING como un comportamiento que consiste en maltratar sistemáticamente a otras personas mediante el abuso de fuerza, autoridad o superioridad social o intelectual.  El abusador experimenta un sentimiento de excitación gozosa, sintiéndose poderoso o divertido, mientras el abusado queda intimidado, asustado, avergonzado, ofendido y humillado.  Puede tomar diversas formas:
1.- Acoso Físico se refiere a ataques como patadas, empujones, escupidas, tirones de pelo, encerrar a los compañeros por la fuerza o meterles la cabeza en el inodoro, bajarles los pantalones y  manoseos sexuales.
2.- Acoso Verbal es la amenaza verbal hacia uno o varios compañeros, insultos y/o burlas crueles acerca de diferencias, deficiencias, defectos o impedimentos de los demás.  Este tipo de acoso puede pasar desapercibido, por no dejar señales físicas y ser de ejecución rápida y sutil, a veces incluso enfrente de los adultos, quienes pueden justificarlo como una simple broma, restándole importancia.
3.- Acoso Relacional se refiere a la discriminación social de hacia uno o varios compañeros, ya sea aplicándoles la “ley del hielo” (dejando de hablarle, ignorándole), o difundiendo rumores, con el fin de aislarle del grupo. Este tipo de acoso es el más común entre las niñas mayores y adolescentes.  El resultado suele ser el aislamiento del acosado, y dada la importancia de las relaciones sociales en la pubertad y adolescencia, el rechazo y humillación experimentados pueden generar desde sentimientos de falta de pertenencia, rechazo, ansiedad y depresión, hasta el uso de drogas y alcohol para evitar la sensación de alienación.


Los niños LGBT padecen particularmente este comportamiento, debido a su orientación sexual o identidad de género distintas.  A temprana edad la niñez gay, bisexual o trans tiene que lidiar con las agresiones, burlas o discriminación por parte de su entorno escolar.
Es importante realizar campañas informativas que permitan romper el ciclo de abuso  y fomentar mejor relaciones entre niños y adolescentes para la búsqueda de una mejor sociedad.  Por tal motivo el Azul en El Arcoíris se suma a este esfuerzo global este primero de octubre, invitando a usar prendas azules y sumándose a las campañas de concientización, como la campaña “BASTA DE BULLYING” de este blog.  ¡La niñez LGBT necesita ser protegida!

Por una Guatemala más respetuosa, vistámonos de azul contra el BULLYING. 

El Azul en el Arcoiris
Editorial Septiembre 2012



No hay comentarios:

Publicar un comentario